DestacadosHands-On

[Hands-on] Command & Conquer: Red Alert 3

Dentro de la familia de los Command & Conquer, los Red Alert se han caracterizado siempre por ser los menos serios (recordemos por ejemplo el ataque a la base lunar de Yuri en la expansión del Red Alert 2), y los videos entre misiones contaban con una buena dosis de humor. Pues bien, este Red Alert 3 es decididamente irreverente, y no tiene complejos a la hora de tomarse el pelo a sí mismo, a los juegos anteriores de la saga, y a varios otros RTS por todos conocidos. Si lo que buscás es un juego de estrategia de la “vieja escuela”, esperá al Starcraft 2 o al Empire: Total War; este es un juego que puede hacer que uno se cague de risa mientras los enemigos la están arrasando la base.

Esperando el desembarco

Para que se den una idea, me pasé diez minutos riéndome sólo con ver el video introductorio. Las campañas están diseñadas para ser jugadas en modo cooperativo con otro jugador a través de Internet; para jugarla en solitario se ha implementado un co-comandante controlado por la IA, no demasiado brillante, pero al cual podemos dar dos o tres comandos útiles para que apoyen nuestra estrategia. Al enfrentamiento E.E.U.U. – U.R.S.S., se suma el Imperio del Sol Naciente, ponjas majaretas a los que sólo les falta reclutar a Godzilla (aunque se rumorea que estará presente en la expansión) Las campañas se pueden jugar en tres niveles de dificultad, de los cuales sólo el Hard representa algún desafío para el jugador experimentado. El nivel Normal resulta accesible para jugadores casuales. Finalmente, el nivel Easy es para quienes habitualmente juegan con “Los Sims”, “Diseñando Ropa con Barbie”, y con consolas.

Las unidades con que cuenta cada facción tienden a ser bastante bizarras, a tal punto que el clásico perro de los Command & Conquer, útil como unidad antiinfantería y sobre todo contra espías, está ausente en la facción soviética, siendo reemplazado por ¡osos amaestrados! Y ni hablemos de ver a los osos bajando en paracaídas…La mayor parte de las unidades cuenta con una habilidad especial, en ocasiones bastante útil, en otras prácticamente de adorno, lo cual depende en gran medida del estilo de juego de cada uno.

Robot samurai

Los escenarios son ágiles y entretenidos, sin demasiado espacio para el boludeo, ya que los enemigos se vienen encima de uno de manera constante y en grandes cantidades. En cuanto a los recursos, existe uno sólo, la guita, y el mismo es a la vez infinito y limitado. ¿Cómo es esto? Simple. Es infinito porque las minas de donde se extrae el mineral que proporciona los fondos, nunca se agotan. Pero a la vez hay un cierto ritmo de extracción que no se puede acelerar, por lo que rara vez se van a encontrar en un escenario en el cual les sobre el dinero. La frase “insufficient funds” se oye mucho más seguido de lo que a uno le gustaría. En suma, un juego de estrategia muy divertido, lo cual me lleva a una reflexión: ¿no deberían serlo todos los juegos?

Ponjas majaretas
Ponjas majaretas
Tanya. La vieja y querida Tanya
Base naval
Los dirigibles ya no son lo que eran
Arrasando con los tanques

2 comentarios

Comments are closed.