Previews

[Preview] Dungeon Defenders II

Después de un interesante, aunque desbalanceado Dungeon Defenders, Trendy Entertainment vuelve a la carga con la secuela a este juego que, a esta altura del partido, sigue en Alpha Técnica. Quienes provengan del título anterior se encontrarán en territorio conocido, desde las clases hasta inlcuso algunas de las arenas nos harán recordar por que este juego nos gustó tanto alla por 2011. Algunos objetarán que su intención de ser Free to play (más que una intención, es una realidad) va en detrimento a la calidad del producto, pero hay que destacar que el juego no es Pay2Win (el que paga más, tendrá ventajas) ya que el espiritu del juego es cooperativo y no competitivo. Tras el corte, los invitamos a leer de que va este hibrido de Tower Defense con Action RPG.

Lo primero que voy a mencionar es que, tras varias decenas de horas invertidas en el título puedo determinar que el juego efectivamente no nos solicitará dinero para avanzar. La mayoría de las transacciones son netamente cosméticas y si bien pareciera que el sistema de mascotas se podría adelantar con esta “currency” o dinero real, esto no fue confirmado -ni desmentido- por lo que ejerceremos cierta prudencia. Decir que los personajes son claramente los mismos del primer juego: Persiste el monje con su skillset de soporte tanto a heroes como torres, mientras que el mago tendrá ataques ofensivos a distancia y torres especificas para no sólo hacer grandes cantidades de daño en poco tiempo, sino para alentecer las hordas enemigas. Particularmente creo que estas dos clases tienen el enfasis puesto en la parte de defensas y torres, mientras que las dos restantes tienen la facultad de hacer mucho daño en combate, y con algunas defensas un tanto más débiles, aunque igual de útiles. Deciamos que el primer juego escaseaba balance y esto es algo que por ahora Trendy parece haber solucionado. Notarán que habré hecho una separación entre fase de ataque y defensa, y es que este sistema persiste. Durante una mitad de cada horda enemiga tendremos tiempo para armar los carriles por donde circularan los enemigos, con nuestras defensas, una vez que estamos listos procedemos a defenderlas con nuestras torres y con nuestros ataques y poderes. En el juego anterior un guerrero era capaz de tener grandes defensas y a la vez atacar a los enemigos recibiendo poco daño. Esto fue balanceado, y si bien la segunda parte de su skillset permanece (hacer daño), sus defensas son bastante inferiores. El caso de la arquera (el único personaje femenino del título) es similar, sus trampas se enfocan en alentecer y dañar levemente, mientras ella inflige mucho daño desde la seguridad que un vantage point ofrece.

Actualmente el juego cuenta con bastante contenido a pesar de su condición de alfa de acceso pago (cuya recompensa es dinero dentro del juego), pero contenido hay de sobra: Una aventura principal con varios escenarios y dos niveles de dificultad (el tercero está por desbloquearse) y al finalizar el juego abre una aventura especial (la captura de un dragón) que, a comparación de la campaña inicial, requerirá de nuestra mejor versión ya que es infinitamente más díficil. Decíamos que este juego es la lógica evolución de Dungeon Defender y el loot, característico del primer juego sobrevive y a eso se le suman una horda de sistema de mejoras para tanto nuestro personaje, como para nuestro equipamiento haciendo que no sólo tengamos una buena excusa de rejugabilidad sino para los que somos adictos a grindear encontremos esa pieza de nuestro equipamiento que nos de ese granito de ventaja. Si bien el modo social es el que impulsa el juego, recomendamos fervientemente el título a quienés estén buscando algo de acción cooperativa dado a que esta vez será bastante más dificil que el primer juego.

EDG EIC
the authorEDG EIC