Previews

Every Day Shooter

Every Day Shooter es la apuesta de alguien que rebozaba de talento pero no contaba con los recursos, así que vio una oportunidad en la distribución digital y se lanzo de lleno a dominar el mundo. Esta es la preview un juego que promete ser más adictivo que el crack.

Disclaimer: El Dojo Gamer no se hace responsable por los efectos que puede traer la lectura de esta nota

Every Day Shooter (EDS, de ahora en mas) es básicamente el resultado de alguien que con pocos recursos físicos pero rebosante de talento emprendió un viaje al pasado, hacia las raíces, redescubriendo todo lo que era atractivo y, sobre todo, divertido en el mundo de los videojuegos. Lo resumió, plasmó con maestría utilizando herramientas modernas y el día 11 de este mismísimo mes de Octubre le va a mostrar al mundo el resultado de su tan noble travesía.

Es difícil de describir de que se trata. A simple viste sería una especie de shooter con ambientación y entorno abstracto con el objetivo de crear una experiencia surreal con cierto parentesco, en el departamento de la jugabilidad, con el ultra clásico Asteroid y -el más reciente- Geometry Wars. Si bien se siente (palabra bien puesta al hablar de este titulo) un poco más lento que los demás exponentes del género, en realidad claramente fue una decisión de diseño cuyo propósito es ayudar a que tengamos cierta claridad en pantalla, sin importar el sin fin de cosas que transcurren a la vez, minimizando el factor de confusión tan recurrente en otros títulos similares. Su creador, Jonathan Mak, lo auto-define “EDS es como un álbum de música, excepto que en vez de ser una colección de canciones, es una colección de Shoot-em-ups (dispara a todos! Micromania 4 ever). Cada track/canción/nivel es completamente diferente tanto visual como musicalmente y, sobre todo, de la forma en que se juega”.

El verdadero protagonista de EDS no es –lo que parece– una nave que dispara en múltiples direcciones. Es “la guitarra”. Sí, en vez de música electrónica tenemos un riff de guitarra como acompañante. Este mismo puede sonar porque realizamos una cadena de disparos exitosos o porque volamos alguna forma abstracta gigante o cuando simplemente aparece un enemigo o por el simple hecho de tan solo movernos. Se acopla y fluye sobre esa danza de geometría con colores llamativos y siempre cambiantes, pero que gracias a una magistral diseño jamás satura. Caótico pero controlado. Minimalista pero sobrecargado.

En síntesis, EDS es vibrante, loco, raro y cambiante. Su mecánica básica y accesible lo convierte en adicción pura en formato digital. No lo dejen pasar. Jueguenlo.

Este 11 de Octubre, a cambio de 10 u$s en su playstation store más cercana, lo pueden disfrutar.

Trailer oficial (imperdible)

1 comentario

Comments are closed.