Reviews

[REVIEW] Final Fantasy XII: The Zodiac Age

Cuando Final Fantasy XII salió al aire, tras varios retrasos, las críticas fueron extremadamente positivas, mientras que la reacción del público ha estado siempre dividida. Muchos decían que el sistema innovador de Gambits, el cual permitía programarle inteligencia a nuestros personajes era una forma de matar las decisiones del jugador, si saber que esto iba a ser el precursor a una mecánica que muchísimos estudios usarían años más tarde.


Las únicas críticas válidas, no obstante, era el cambio de tono que el juego toma en el último acto del juego y esto se debe a que el director del juego renuncia a casi mitad del camino. Debido a la naturaleza de los personajes y algunos enemigos, era posible programar situaciones  que rompían el título ya que podríamos estar sobreleveleados, casi sin jugar el título. Esto ocurre porque se nos presentaba con un tablero donde podíamos ir para cualquier lado y habilitar lo que conocemos como clases. Liberar todo el tablero era una locura hasta que se descubrió el exploit. El juego, entonces, pasó a tener el problema de que era fácilmente ganable. Unos años más tarde Square saco el International Job Zodiac System donde solamente podíamos elegir una única clase y especializarnos en eso, pero los usuarios de este lado del mundo nos tuvimos que conformar con una copia ilegal traducida por fans. No obstante, era una gran edición y la realidad es que cerraba todo lo que la primera versión no pudo hacer.

Final Fantasy XII: The Zodiac Age es una mejora a esa segunda versión. Ahora podemos combinar DOS clases en vez de una, haciendo que la customización sea mucho más profunda y a la vez, muchos cofres e ítems cuya obtención era extremadamente difícil y sin pistas fueron arreglados. No obstante, lo más interesante para los que ya jugamos este título no una, si no dos veces, son las mejores a lo que comúnmente se llama Calidad de Vida. Ahora, como es lógico en 2017, tenemos autosave. Ya no debemos de explorar lugares remotos para salvar, o si peleamos sin estar preparados y morimos perder mucho progreso. La posibilidad de jugar en velocidad 4x y skipear todas las escenas hacen que el título sea aún más disfrutable para aquellos que ya disfrutamos ese título hace una década. La mejora más impresionante, no obstante, es un mapa por encima de la pantalla que podemos activar y desactivar a placer. Esto es increíble porque antes teníamos que navegar menús para saber exactamente donde estábamos y sepan que el juego tiene dungeons extremadamente largos y complejos.

Obviamente que el core del juego sigue estando, ese juego de mundo abierto, con mucha inspiración a los MMO del momento sigue vivo y hoy corre el riesgo de estar un poquito atrasado a la época. Un juego que estuvo muy adelantado, hoy es un lugar común, pero debemos recomendarlo porque después de los últimos Final Fantasy, el XII junto a XV son los puntos más altos de una empresa que recién ahora se está pudiendo recuperar del daño que una pésima película le hizo a una empresa hace una década y media. Final Fantasy XII es un gran juego que no podemos dejar de recomendar.

Jonathan Bordon
the authorJonathan Bordon

Deja un comentario