[Review] htoL#NiQ

Por EDG EIC @EDG EIC
12 de marzo, 2015

Los juegos originados en Nippon Ichi Software siempre tienen una misma corriente. Un aire familiar que los ata, cuando no lo hacen los elementos en común, cosa que es inteligente en cierto punto, ya que es loable que una compañía se dedique a hacer lo que mejor sabe. No obstante, Sohei Niikawa analizó el mercado y resolvió que la “revolución indie” es algo que el mercado oriental debía aceptar y promover. Es asi como un equipo interno empezó a maquetar lo que hoy conocemos como htoL#NiQ, Hotaru no Nikki o como lo vamos a llamar nosotros: The Fireflies Diary. Si bien su aspecto parecería denotar otra cosa este juego presenta temas “grandes” (como la muerte, desolación y soledad), en un ambiente bastante oscuro, haciendo o más bien, demostrando, que el equipo de Disgaea no sólo está para juegos cuyo ingrediente principal es el humor.

htoL#NiQ-REVIEW-001
El juego transcurre durante la víspera del año nuevo del onceavo milenio (31 de Diciembre del año 9999). Una joven de nombre Mion se despierta en un mundo desolado, y su deseo de escapar hace que una luciérnaga de nombre Hotaru. Juntos viajarán por ruinas infestadas de máquinas, enemigos que nos atacan sin razón, y oscuridad. Es normal ver cuerpos de niños muertos, agregando una atmósfera siniestra a cada paso que damos, siempre oculto en este estilo de diseño que a primera instancia evoca tranquilidad. Nos moveremos por el mundo de la luz donde tanto Mion como Hotaru son visibles. Cabe destacar que no movemos a nuestro personaje de forma directa sino que le daremos ordenes a la luciernaga y Mion la seguirá. De vez en cuando un movimiento rápido con el dedo ordenará a empujar bloques, subir o bajar escaleras, etc. Todo esto ocurre en el mundo que llamos “de luz” donde vemos que ocurre. Haciendo uso del panel trasero de la consola podremos manejar a la versión oscura de Hotaru, cuyos movimientos se limitan a las sombras en el mundo curiosamente llamado “mundo de las sombras”.

htoL#NiQ-REVIEW-002
Se imaginarán que el juego es uno de puzzles. Las interacciones que ocurren durante el mundo visible, por ejemplo, podrán emitir una sombra para desbloquear un nuevo camino. Hay que destacar que mientras nuestra luciérnaga es sólo una guía en el plano luminoso, podrá accionar con las sombras, haciendo este salto de ida y vuelta algo común.

htoL#NiQ-REVIEW-003
Teóricamente esto tendría que sonar bien. Se pueden trazar más de un paralelismo con lugares comunes, a ser: “las acciones que hacemos, pueden traer consecuencias que no vemos directamente” o alguna frase que bien podría estar sacada del libro de autoayuda de turno, generalmente estos elementos suelen funcionar cuando son sutiles, y el juego aborda los temas fuertes de forma directa haciendo que estos guiños a veces insulten nuestra inteligencia. No obstante, cabe destacar que este no es el problema del juego, sino que muchas de sus mecánicas están “rotas”. No digo que están rotas, sino que el uso de ellas es complicado. Muchas veces Mion no hará lo que le solicitemos y se quedará haciendo un loop de acciones, logrando que en situaciones donde el timing es vital fallemos rápidamente convirtiendo al juego, en una experiencia frustrante.

htoL#NiQ-REVIEW-004
Analizar a Hotaru no Nikki por sus méritos, a ser: audacia en abordar ciertos temas o por ser el primer intento de imitar a la escena indie sería insincero de mi parte. Es un buen comienzo, pero el juego tiene ciertos errores básicos que no deberías de perdonar simplemente por ser el trabajo nuevo (a nivel creativo) de un grupo que si tiene experiencia en juegos similares. Hay que decir, no obstante, que el juego posee más de un elemento que lo hace atractivo, sólo que nosotros no nos animamos a recomendarlo por completo.

Developer: Nippon Ichi Software
Publisher: Nippon Ichi Software
Score
60
Platforma