[REVIEW] Prey

Por El Dojo Gamer @El Dojo Gamer
16 de mayo, 2017

Prey es el típico juego que si no fuese lanzado en Mayo donde la competencia es nula, es un juego que pasaría totalmente desapercibido. El título tiene mucho de Dishonored y mucho de Bioshock 2 -el peorcito de los tres- por lo que el resultado es un juego de medio pelo, que además está sumergido en problemas técnicos, de los cuales ya hablaremos más adelante.


Prey es el producto de un verdadero development hell y su resultado es positivo si analizamos distintos juegos que han pasado por esta misma situación. Bethesda (como publisher) viene de entregarnos uno de los FPS más interesantes desde vaya uno saber cuando con DOOM, y ahora con Prey nos entrega uno de los peores gunplay (todo lo que hace a disparar y movimientos) que haya visto en mucho tiempo. Armas que se no se sienten reales, sumadas los pésimos movimientos y animaciones hacen que pelear con armas sea una pesadilla. No obstante, el juego nos presenta una serie oportunidades para evitar el combate o bien tener una ventaja a la hora de confrontarnos con enemigos. Para dar una idea existen los Mimic, unos enemigos alienígenas que pueden copiar a cualquier elemento de la nave espacial en la que nos encontramos y así atacarnos con sorpresa. Esto nos permite investigar un área y notar, de repente, que ahora hay dos sillas donde antes había una. Si notamos este error, podremos atacar a esa réplica y matar a nuestro enemigo automáticamente. Esta mecánica interesante hace a las primeras horas del juego interesantes: Un thriller en una nave especial donde los enemigos están al acecho y cuando nos acostumbramos al ritmo presentado el juego cambia para peor.


Nuestra supuesta aislamiento en esta nave con estas misteriosas criaturas es reemplazado por otros monstruos menos interesantes y cuya forma de vencer es estrictamente a traves de armas más que nuestro ingenio y los aspecto de Horror o Thriller que tenía el juego empiezan a desaparecer para ser un FPS genérico con enemigos del orden Sci Fi. Decíamos que el aislamiento desaparece ya que empezamos a ver y ayudar humanos y tendremos la decisión de salvarlos. Esto afecta brevemente a la historia (en los “distintos” finales), pero la realidad es que pasamos de historias donde el juego realmente hace que nos importe sobre los pasajeros de la nave a que sean otros NPCs. Al igual que muchos juegos de Bethesda el juego nos da un árbol de habilidades y podremos mejorar habilidades útiles (hacker, empujar cajas muy pesadas) o más adelante habilidades activas pertenecientes a los Typhons (los alienígenas). La forma de obtener puntos de habilidad es encontrando items específicos, no hay experiencia, o matar X cantidad de enemigos, sólo buscar los ítems. Como todo en este juego, la inclusión de una mecánica es interesante al principio, pero luego de un rato se desbalancea totalmente.


Básicamente, esa es la historia que hay que contar de Prey. El juego intenta ser un poco de Dead Space, y cambia el ritmo para ser un intento de Bioshock, y cambia el ritmo para ser otra cosa y su identidad nunca termina de cementarse. Prey intenta muchas cosas que funcionan temporalmente hasta que se quiebra por el propio peso de lo que intenta hacer. Es un juego más del montón, un título que fuera de Mayo sería totalmente olvidado y que encima tiene una serie de problemas interesantes. Particularmente he sufrido la pérdida de Save Games, pero que no me iba a agarrar desprevenido (cada vez que juego un título de Bethesda, infame a la hora de largar juegos por su EXCESIVA cantidad de bugs) subo un save a la nube a modo de backup. También he sufrido una corrupción del Game Data (es decir del juego) por lo que he tenido que borrar la aplicación y bajar sus casi 50 GBs de nuevo. Hacer un back up me salvó de perder otras 20 hrs de un juego olvidable.

Developer: Arkane Studios
Publisher: Bethesda
Score
60
Platforma