[REVIEW] Tekken 7

Por Martin Heymann @Marte
23 de junio, 2017

Después de años de espera, llega a las consolas y pc la ultima iteracion de Tekken en su septima entrega principal. Tekken 7 viene al mercado occidental dos años después de su salida en japon (en arcades) y en un momento bastante competitivo en el genero de los juegos de pelea, ya que salio apenas unas semanas después del gran Injustice 2 de Neatherealm studios y con juegos venideros de gran expectativa como el Marvel vs Capcom Infinite.



El juego continua con la moda actual (ya vista desde el Tekken 6) de la customizacion de personajes. Quizás no a un nivel tan profundo como el Injustice 2 donde el equipamiento modifica las estadísticas de combate de cada personaje, pero mucho mas profundo en cuanto a los elementos visuales de los mismos. Ya de por si, cada personaje de Tekken muestra un rework masivo en su estética y diseño, al punto que algunos personajes me resultaron irreconocibles a primera vista (Donde esta Yoshimistu?!), y con el agregado de las personalizaciones visuales, la variedad de estilos en cada combate es increíblemente alta. Con 36 personajes listos para ser utilizados desde el comienzo, y las miles de permutaciones estéticas disponibles para cada uno, “variedad” es el nombre del juego.


El juego cuenta con una cantidad mas que adecuada de modos distintos. El clásico Arcade mode, donde peleamos contra un puñado de enemigos hasta la batalla final contra cierto personaje que se convierte en demonio (no spoilers); el Treasure Battle mode, donde combatimos contra enemigos para acumular la moneda del juego y conseguir items para la customizacion de personajes, Jukebox mode, donde podemos luchar escuchando la música de viejas entradas de la saga Tekken y, el plato principal: Story mode, donde vemos la culminación de la historia de la familia Mishima y algunas historias allegadas para los personajes no tan centrales a la trama. Obviamente, a estos modos se les suman los Online, donde podemos competir contra otros jugadores en torneos o partidas singulares.

La jugabilidad en si esta muy poco cambiada. Combos infinitos, rage mode (donde acumulamos una barra de “rage” y podemos activarla para realizar mas daño), agarres y movilidad en 3D para evadir esas molestas habilidades a distancia (Akuma, te estoy mirando a vos). Una de las novedades del juego son las Rage Arts, que son habilidades especiales, bastante vistosas, que requieren entrar en rage mode para ejecutarse. Es en la jugabilidad donde Tekken 7 me causa mas sentimientos encontrados, ya que evoca recuerdos de mi adolescencia e infancia, jugando con el Tekken 2 o el Tekken 3 en la vieja PSOne y al mismo tiempo siento que el juego debería haber evolucionado mucho mas en su jugabilidad durante este periodo de tiempo tan largo. Su inmutabilidad es su mayor virtud y si mayor falencia al mismo tiempo.

Gráficamente hablando, este es sin duda el Tekken mas vistoso hasta la fecha, pero no deja de ser un juego salido en el año 2015, y teniendo tan fresca en la memoria la impresión que me causó el apartado gráfico del Injustice 2 hace poco, la comparación es inevitable, y Tekken no sale favorecido en lo mas mínimo.

Tekken 7 es un gran juego de pelea, sin duda el mejor exponente de la saga. Perfecto para los amantes de los combos y de los juegos bien difíciles, como todos sus predecesores. No defrauda a los seguidores de la franquicia, ni a aquellos aficionados de los juegos de pelea. Si bien tiene algunos problemas, con cientos de horas potenciales de juego y un modo historia muy divertido, Tekken 7 es la mejor oportunidad para probar suerte en el Iron Fist Tournament hasta la fecha.

Developer: Bandai Namco Games
Publisher: Bandai Namco Entertainment
Score
85
Platforma

Leave a comment