Reviews

[REVIEW] Megadimension Neptunia VIIR

Hablar positivamente de la saga de Hyperdimension Neptunia es un tanto difícil hoy en dia. Si bien esta se destacó por “caricaturizar” a la industria y hacer un serio hincapié tanto en sus puntos positivos como negativos, irónicamente terminó usando como modelo para sus IPs esas “tácticas” que tanto criticaban: remakes, spin offs, juegos gratis para celular con elementos gacha, etc. Justamente por esta razón, se volvió algo “normal” el ver más de un título por año y, aunque esto no afecte mucho al fanático promedio, si genera una gran desilusión en aquellos que disfrutaron de la evolución de sus primeros juegos y actualmente deben ver la dirección que esta tomando la franquicia. Siendo este el cuarto remake de uno de sus títulos (ya que los Re:Birth son porteos de PlayStation Vita), Megadimension Neptunia VIIR es uno de esos juegos en los que los verdaderos seguidores claramente no van a querer invertir tiempo ni interés.


Para los que no siguen esta saga, Megadimension Neptunia VIIR se presenta ante nosotros como el remake de Hyperdimension Neptunia VII y con la “grata” sorpresa de que incluye un nuevo componente nunca antes visto en sus títulos, la realidad virtual. ¿Es interesante? Mmm… Difícilmente. Mientras que uno se encuentra avanzando en la historia, hay momentos donde se puede volver a la habitación del Player (o Jugador) para interactuar con cualquiera de las cuatros diosas disponibles y saber algo más de sus vidas: Neptune, por ejemplo, habla de comida y divertirse, Blanc de su pasión por la lectura, Noire sobre su hobby oculto (el cosplay) y Vert acerca de su adicción a los videojuegos.

Si bien conceptualmente la idea es sólida y nos da un lugar protagónico, no afecta en lo más mínimo del desarrollo de los eventos del juego. También es interesante la idea de conocer aún más a las heroínas, pero lamentablemente todo de lo que hablan es lo mismo que se viene escuchando durante los juegos anteriores y spin offs. Este modo, como es de esperarse, pone al jugador en un lugar fijo de una habitación y se debe seguir con la mirada (o control si no se dispone del VR) y mover la cabeza para responder “Si” o “No” hacia ellas mientras nos dirigen la palabra. No es entretenido en sí o inmersivo (menos si no se dispone del hardware), y para colmo no hay opción de saltar diálogos, lo cual puede ser bastante tedioso al hablar con Blanc.


Al no haber modificaciones en la historia y sí en los sistemas del juego, optamos por saltar los diálogos y la realidad es que hay algo de este mundo y gameplay que particularmente lo hace adictivo. El grinding de juegos anteriores desapareció parcialmente, y en su lugar hay una serie de loops de búsqueda de recursos donde se pueden enviar scouts y recibir items y dinero cada cinco minutos. A su vez se pueden crear caminos a nuevos dungeons, desarrollar mejores armas y mejorar las relaciones públicas para obtener nuevos scouts. Todo esto suena prometedor y profundo sin duda, pero la realidad es que el sistema es tan superficial como se puede esperar de la franquicia a estas alturas.


Como pasa con otras sagas tan amplias -y que muchas veces sus títulos tienen correlación entre sí-, es difícil recomendar Megadimension Neptunia VIIR a un público amplio. Por un lado, la recurrencia de varios personajes (las diosas, hermanas, villanos, etc.) y locaciones hacen que las introducciones sean casi nulas o demasiado simples, por lo que los jugadores nuevos se pueden sentir un poco “apartados” de la historia. A su vez, es difícil recomendarlo a quien haya jugado Hyperdimension Neptunia VII porque, al fin y al cabo, no deja de ser un remake, y realmente ofrece muy poco para que uno vuelva a jugarlo (saltando o no los diálogos). Sin embargo, aún con sus inconvenientes y su falta de innovación, VIIR es un buen juego y puede resultar bastante entretenido siempre y cuando se le tenga paciencia.

Review overview

Puntaje7