Reviews

[REVIEW] Vampyr

Dontnod lanza su tercer apuesta junto a Focus Home Interactive con Vampyr, un action-rpg situado en londres en plena pandemia de la gripe española. Despues de haber disfrutado enormemente su entrega anterior, Life is Strange, y habiendo jugado Vampiro: La Mascarada (juego de rol de mesa de White Wolf) durante la mayoria de mi vida adulta, Vampyr me llamo la atencion desde su primer teaser y, si bien tiene algunos factores que detractan a la experiencia en general, el juego es sin duda lo mejor que Dontnod dio a luz hasta la fecha.

La historia del juego se centra en Jonathan Reed, un prestigioso cirujano ingles que retorna a Londres después de 3 años sirviendo en el ejercito durante la primer guerra mundial. Al volver, es convertido en vampiro y descartado en el medio de la ciudad, donde debe aprender a conciliar su sed de sangre (literalmente) con su juramento hipocrático y su deber para curar a los ciudadanos de Londres.


Esta dualidad en el protagonista se ve reforzada por el sistema de Citizens (ciudadanos). En Vampyr, cada npc tiene un valor de experiencia propio, que podemos obtener al matarlos bebiendo su sangre. Este valor de experiencia es variable, ya que todos los personajes del juego tienen detalles clave sobre la historia y comportamiento del npc (el juego los llama Hints) que podemos ir descubriendo mediante dialogo y así aumentar ese valor de experiencia potencial y abriendo al mismo tiempo nuevas opciones de dialogo con estos personajes y sus círculos sociales.

Otro modificador son las enfermedades, ya que en la Londres infestada por la gripe, los ciudadanos pueden caer enfermos con diversos padecimientos, desde fatiga hasta pneumonia. El juego nos permite sintetizar tratamientos especificos para cada uno de estos males y con ellos curar a los ciudadanos enfermos, aumentando su potencial valor de experiencia en caso de ser consumidos.
A medida que curamos o matamos ciudadanos, el distrito en el que viven ira mutando de estados, empeorando o mejorando la vida para sus habitantes. Si el jugador decide alimentarse de todos los npc’s, no solamente estara privandose de futuras lineas de quest, sino que eventualmente los distritos donde vivian sus victimas volveran mas peligrosos, infestandose con distintas criaturas de la noche.

Este sistema es el unico factor de desicion que el jugador tiene sobre la dificultad del juego: mientras mas personas consuma, mas experiencia obtendra y mas facil sera el juego. Si no matamos a nadie, el juego se volvera mas dificil. O al menos esa es la idea.


El sistema de combate en Vampyr es, en mi opinion, su mas importante punto debil. John tiene 3 barras en la UI donde se ven sus recursos en combate: vida, resistencia y sangre.. La vida decae a medida que tomamos daño de enemigos, la resistencia a medida que ejecutamos ataques con armas o esquivamos y la sangre a medida q usamos los poderes de vampiro que compramos con puntos de experiencia. Los enemigos tienen todos dos barras, una de vida y otra de daños no letales. Cuando dañamos a los enemigos con daño no letal, y llevamos esa barra blanca a 0, podemos ejecutar una mordida, robandoles sangre y recuperando nuestra barra de resistencia. Si bien el juego plantea muchas opciones para lidiar con enemigos, en mi tiempo jugando todo combate termino devolucionando en “hacer daño no letal, morder, repetir”, ya que mientras mordemos a un enemigo, somos invulnerables al daño. De mas esta decir que esto hace q ningun encuentro del juego tenga dificultad alguna, y si no hay dificultad, las desiciones morales que el juego plantea sobre como obtener experiencia resultan menos urgentes.

Graficamente el juego presenta distintas realidades. Por un lado, el trabajo de ambiente y artistico es hermoso. Los graficos transmiten una atmosfera lugubre y desesperada, atrapando inmediatamente al jugador y, junto con los sonidos y la banda sonora de instrumentos de cuerda, logra un nivel de inmersion muy alto. La otra realidad, es que muchas texturas tardan en cargar, algunos efectos en combate vienen con bajones de fps y la inmersion que tan cuidadosamente trabaja el juego se rompe con crashes al dashboard, loading screens randomicas en medio de un combate o con imagen congelada en algunos momentos en conversaciones. Por otro lado, muchos modelos de personaje tiene animaciones de dialogo extremadamente repetitivas, lo cual se vuelve un poco ridiculo despues de 15 minutos hablando con un npc que realiza los mismos movimientos para decir “tengo un trabajo para ti” que “no, por favor, no me mates”.

Estos problemas tecnicos restan puntos, y si son remendados, el puntaje final de la reseña se modificara acordemente. En el resto, Vampyr es un juego solido para todo amante de los rpg, juegos de aventura o simplemente quien alguna vez haya leido algun libro con Lestat como protagonista.

Review overview

Puntaje8